¿Cómo elegir tu primer juguete sexual?

Se sabe que esto de la pandemia incrementó la curiosidad por el uso de juguetes sexuales, y es que cómo no, si finalmente hemos caído en la cuenta de que son una opción súper chida, libre de riesgos, saludable, divertida de experimentar y sentir placer sexual, tanto en “soledad” como en compañía de cualquier tipo de la pareja.

 

Sin embargo, no solamente por ser una opción saludable y “libre de COVID” es que los juguetes sexuales han llamado la atención. Hoy en día regalarse un juguete sexual es otra forma de darse cariñito, de fortalecer la autoestima. Es igual o más amoroso para el cuerpo, mente y emociones, que “darse” muchas otras cosas que luego, francamente, no traen bienestar, o que pueden vulnerar la salud.

 

Recuerda: tu salud sexual es importante, y ésta incluye tu placer, el cual, además, es tu derecho. Y no solo no tiene nada de malo permitirte sentir placer, sino que además tiene todo de bueno. Esto de sentir “riquito” a través de la masturbación, o de otras prácticas sexuales, ayuda a reducir el estrés, liberar tensión, favorece la calidad del sueño, mejora el estado de ánimo, en muchos casos ayuda a quitar los cólicos menstruales, fortalece la autoestima y el sentido de “disfrute” del propio cuerpo. En fin, placer es salud… ¿Correcto?

 

Por lo tanto, si te estás animando a incorporar un juguete sexual a tu vida ¡Felicidades! Sábete que estás regalándote una bonita, sana y divertida herramienta para tu bienestar.

 

A continuación, te compartimos 4 puntos importantes a tener en cuenta al elegir tu primer juguete sexual para que goces del sexo sin vergüenza:

 

 ¿Cómo elegir mi primer juguete?

Permítete “curiosear” las opciones que hay en el mercado, checa si alguna llama tu atención y con confianza, pide más información si la necesitas. Ojo: Te recomendamos que los juguetes que adquieras sean de silicona-quirúrgica o silicona-médica, que es hipoalergénica, suavecita al tacto y de textura no porosa que permite una correcta desinfección y limpieza siempre libre de bacterias.

Cuestiones a tener en cuenta:

Evita utilizar juguetes de TPR o PVC, no solo te vayas por el precio, que este tipo de materiales son indicadores de una baja calidad, juega con tu sexualidad pero nunca con tu seguridad.

 

Ve pensando como que te gustaría alcanzar (además de orgasmos) con tu juguete sexual.

    Checa si buscas conocer y explorar tu placer sexual, si buscas nuevas sensaciones para potenciar o maximizar las que ya conoces y disfrutas, o si buscas compartir la experiencia con alguien más, en fin, con un poco de claridad en mente, sin duda, encontrar la opción ideal será más sencillo así tendrás la respuesta que te trajo a este artículo ¿Cuál es el mejor juguete para empezar?

     

    Si ya te conoces, usa a favor tu elección.

      Si ya sabes que a ti te gusta mucho cómo se siente la estimulación solo de clítoris, puedes elegir algo como un succionador de clítoris, o un simulador de sexo oral, o de pronto algún vibrador. Pero si lo que te late más es estimular tu punto G o la penetración puedes elegir opciones más completas y acorde a tus gustos, siempre  busca un diseño con el que te veas disfrutando.

       

      Por acá van algunos ejemplos:

      • Puedes probar con los conejitos vibradores para estimular dos zonas simultáneamente como Rabbit.

       

      • Si lo tuyo es la exploración y sentir sensaciones más intensas puedes probar los estimuladores de punto G, los hay de varias formas, tamaños y funciones, elige uno que se adapte a tu placer y a tu anatomía, Swan es un ejemplo que por diseño podría ayudarte a alcanzar el punto G de una forma cómoda con ayuda de la ergonomía.

       

      • Ahora que si prefieres jugar entre estimulación interna y externa a tu antojo Curioso te brinda un 2X1 con lo mejor del mundo de los succionadores de clítoris y del placer interno con su mango que funciona como vibrador.

       

      • También existen juguetes pensados para usar en pareja, puedes elegir opciones con las que se pueda jugar vía control remoto erotizando cualquier momento, hay opciones que se pueden usarse incluso debajo de la ropa interior como Cumplidor que gracias a su control vibrador puede usarse mientras se estimula otra zona a distancia. Recuerda que como cuando niños, lo divertido se decide por la imaginación que le dediques a la diversión.

       

      • Si tienes pene, no te preocupes, también hay opciones para ti. Por ejemplo, hay masturbadores y estimuladores de próstata, que sin duda pueden agregarle “sabor” a tu vivencia erótica.

       

      • Si tienes pene puedes optar por los juguetes diseñados específicamente para consentir a tus zonas más erógenas, si vas por fuera puedes probar con masturbador como el F1S V2 de Lelo. Si quieres probar por dentro puedes optar por un estimulador de próstata como Papi para que conozcas una técnica de masturbación distinta  y sumamente placentera.

       

      Pero recuerda… Nunca dejes de experimentar, lo juguetes no tienen género y desconocen de etiquetas, deja de fijarte en el para él y enfoca tu atención en que te de placer.  

       

      ¡No te olvides de disfrutar toda la experiencia!

        Desde auto explorarte para ver “como qué se te antoja”, hasta platicarlo con tu pareja o con las amistades, darte el momento para ver cuál estaría “cool” probar, todo ello hasta el proceso de elegirlo, adquirirlo, abrirlo, conocerlo y usarlo. Todo es un ritual riquísimo, una experiencia placentera de principio a fin y que puedes repetir cuantas veces quieras.

         

        Recomendación extra: Agrega lubricante a la experiencia, sin duda favorecerá el disfrute de las sensaciones, recuerda que siempre hay que lubricar si por zonas que no son húmedas por naturaleza quieres tratar, como lo que viene siendo el placer anal. Date a la tarea de conocer la diferencia entre lubricantes base agua y lubricantes base látex o incluso puedes adentrarte en el mundo de lo dilatadores, el chiste está en nunca dejar de explorar y siempre ayudar a tu cuerpo a resbalar, sobre todo al momento de usar juguetes, evitando fricciones indeseables y siempre promoviendo placer sin importar las cavidades ni las edades.

         

        El lubricante como la información ¡Nunca estará de más!

         

        Y por cierto, no olvides echarle un ojo a nuestra tienda, ya te dimos algunos nombres pero, como en los días de escuela, puede que esta vez conozcas a tu próximo BFF fuera del salón de clases ;) y siempre recordando lo más importante, nunca dejar de conocer y entender a tu cuerpo ya que el placer es tan subjetivo como la belleza, no creas siempre lo que ves en la pantalla, cada cuerpo tiene su propia sensibilidad ¡Atrévete a conocer la tuya!

        Dejar un comentario

        Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados